Rafael Cañete Mesa
RAFAEL CAÑETE MESA
1964 Nacionalidad española
Nació en Linares, España, en 1964. Muy joven, en 1978, se incorporó al mundo laboral. Sin duda, esto lo educó en lo social y en lo humano. En 1986 comenzó a estudiar Física -obtuvo la licenciatura años más tarde- como complemento perfecto a los planteamientos metafísicos, que lo apasionaron desde siempre. Esta conjunción de disciplinas es la base de su proyecto filosófico, "Lo trascendente desde un punto de vista racional", que inició en 1997 y culminó doce años más tarde con El elemento único. Del problema del conocimiento se llega al de la existencia y, de este, al de la vida, como caso particular y como contrapunto. El camino de la (seducción) perfección, primera obra del autor, historia vitalista, cercana, real y dispar, representa para la anterior, en tanto que es invocada, ese contrapunto.

Títulos publicados en LibrosEnRed:

El camino de la (seducción) perfección

Colección: Novelas
2003

Esta novela, como decía Unamuno, no es una novela sino otra cosa, una nivola o ?como él mismo la definió? una novela pedagógico-humorística mezcla de elementos grotescos y trágicos.
¿Qué es una nivola? Una nivola es una novela a la que se le quita todo lo accesorio y se le deja sólo, reglón tras reglón, las cuestiones radicales o importantes (grotescas, humorísticas..., pero importantes) o que le son de suma importancia a los personajes; un puro avatar... Augusto se deja llevar por la vida y toma lo que ésta le da; o ni siquiera eso. Pésimo tiene aprendidas unas pautas concretas y con ellas elabora un mundo conocido. Primitivo es depositario de una mente inmadura y una inmadura desconfianza. Óptimo contempla lo bueno con los pies enterrados en el barro y la mirada serena. Son cuatro formas de entre diez mil. Podemos gustar de alguna forma o, llevados de la pasión, gustar de lo imprevisible y transitar por ellas. La pasión nos empuja a buscarlas y el dolor, la tristeza y el anhelo, a abandonarlas sin remisión. El camino de la (seducción) perfección es el camino que lleva al encuentro con uno mismo después de haber ocupado las diez mil formas; el camino que lleva al amor después de haberlo visitado en todas ellas.
Untitled Document
Puede comprar el libro en los siguientes formatos:
Precio: US$6.9 (convertir) | Libro electrónico PDF - 954 KB.
Precio: US$6.9 (convertir) | Libro electrónico LIT - 409 KB.
Precio: US$23.71 (convertir) | 260 páginas.
El elemento único (desde la irrealidad de lo tangible hasta la realidad física de lo intangible)

Colección: Filosofía y Teoría Social
2009

La verdad solo es verdad si es capaz de explicar todas nuestras mentiras. La espiritualidad es creencia porque no existe certeza gnoseológica de que "la cosa" (su substancia) sea; la ciencia es creencia porque no existe certeza ontológica sobre la suya. La verdad solo puede ser verdad si desde el principio de los principios es capaz de establecer la comunicación de las dos substancias. El elemento único es la comunicación de las dos substancias.


La ciencia y la espiritualidad se presentan como disciplinas, expresiones o anhelos del alma irreconciliables. El problema radica en que la metafísica, tal como expuso Kant, no puede ser ciencia (no existen los juicios sintéticos a priori en la metafísica, según él) y no se puede, por tanto, tener conocimiento (saber científico) del ser, del alma o de Dios. La fuente de dicho conocimiento, por parte de quien lo tiene o dice tenerlo, es el propio ser, por lo que queda desvinculado de nuestra realidad física y lo relega a una cuestión de creencia o de capacidad incontrastable.

El problema, refundiendo lo anterior, radica en la imposibilidad de poder aplicar los conceptos de la metafísica a algún tipo de intuición, bien porque ésta no existe o porque es interna. La cuestión es que mientras para la Física la imposibilidad de explicar sus principios no supone problema y se puede desarrollar como una ciencia, para la metafísica sí lo es, y estos principios de la física son los únicos que se pueden establecer como objetos para la metafísica. Ésta es la verdadera piedra angular.

El elemento único es un camino de conocimiento que persigue mediante procedimientos físicos y, allí donde corresponde, filosóficos, para restaurar la posibilidad de alcanzar un conocimiento trascendente de una forma racional. Es un cuento sin aditivos (porque el verdadero enigma es el conocimiento) que, mediante anexos ("La esencia de las cosas materiales", "La cosa per se", "Sobre causalidad y argumentos de indeterminación"), toma forma de ensayo cada vez que se encuentra con alguna cuestión que precisa de un análisis más detallado para ser algo más que "un cuento".


Untitled Document
Puede comprar el libro en los siguientes formatos:
Precio: US$6.9 (convertir) | Libro electrónico PDF - 4245 KB.
Precio: US$6.9 (convertir) | Libro electrónico LIT - 1179 KB.
Precio: US$33.14 (convertir) | 416 páginas.
El elemento único (desde la irrealidad de lo tangible hasta la realidad física de lo intangible) - Fragmento de regalo

Colección: Filosofía y Teoría Social
2009

La verdad solo es verdad si es capaz de explicar todas nuestras mentiras. La espiritualidad es creencia porque no existe certeza gnoseológica de que "la cosa" (su substancia) sea; la ciencia es creencia porque no existe certeza ontológica sobre la suya. La verdad solo puede ser verdad si desde el principio de los principios es capaz de establecer la comunicación de las dos substancias. El elemento único es la comunicación de las dos substancias.

La ciencia y la espiritualidad se presentan como disciplinas, expresiones o anhelos del alma irreconciliables. El problema radica en que la metafísica, tal como expuso Kant, no puede ser ciencia (no existen los juicios sintéticos a priori en la metafísica, según él) y no se puede, por tanto, tener conocimiento (saber científico) del ser, del alma o de Dios. La fuente de dicho conocimiento, por parte de quien lo tiene o dice tenerlo, es el propio ser, por lo que queda desvinculado de nuestra realidad física y lo relega a una cuestión de creencia o de capacidad incontrastable.

El problema, refundiendo lo anterior, radica en la imposibilidad de poder aplicar los conceptos de la metafísica a algún tipo de intuición, bien porque ésta no existe o porque es interna. La cuestión es que mientras para la Física la imposibilidad de explicar sus principios no supone problema y se puede desarrollar como una ciencia, para la metafísica sí lo es, y estos principios de la física son los únicos que se pueden establecer como objetos para la metafísica. Ésta es la verdadera piedra angular.

El elemento único es un camino de conocimiento que persigue mediante procedimientos físicos y, allí donde corresponde, filosóficos, para restaurar la posibilidad de alcanzar un conocimiento trascendente de una forma racional. Es un cuento sin aditivos (porque el verdadero enigma es el conocimiento) que, mediante anexos ("La esencia de las cosas materiales", "La cosa per se", "Sobre causalidad y argumentos de indeterminación"), toma forma de ensayo cada vez que se encuentra con alguna cuestión que precisa de un análisis más detallado para ser algo más que "un cuento".


Untitled Document
Puede descargarse el libro gratis:
Descargar


Hace un tiempito hablábamos de los seudónimos, esos nombres de fantasía que los autores eligen, por distintos motivos, para enmascarar su identidad...