Libro Kanini. El sol de la tarde

KANINI. EL SOL DE LA TARDE

Calificación:
Untitled Document
Disponible en breve
Acerca del libro KANINI. EL SOL DE LA TARDE

El principal motivo para escribir poesía es buscar belleza y placer estético. Una condición esencial para que se manifieste la belleza es la libertad. La libertad y el estilo de vida actual, donde cunde el tiempo libre, es el caldo de cultivo para los aficionados a rendirle culto a Minerva, que es la diosa de la poesía. Este ejercicio, a pesar de Minerva, es hijo de esta cultura.

Veinticinco siglos antes de nuestra era los egipcios escribieron poesía en jeroglíficos. Los sumerios, cinco siglos después, redactaron el poema de Gilgamesh. La Ilíada y la Odisea datan de ocho siglos antes de la venida de Jesús.

Escribir poesía es una actividad milenaria que hoy en día se encuentra en decadencia. Pero todavía sigue recibiendo tributos y ofrendas; no hay que prender los cirios ni llamar a las plañideras porque nunca le alcanzará el beso de la muerte. Se trata de una manifestación por excelencia del sentimiento estético, mediante la palabra, que ha recibido heridas por la multiplicación de actividades que ha traído la era digital y el progreso tecnológico. "Dulce arroyuelo de corriente plata" escribió Luis de Góngora.

COMENTARIOS DEL LIBRO Kanini. El sol de la tarde
HACER UN COMENTARIO


Hace un tiempito hablábamos de los seudónimos, esos nombres de fantasía que los autores eligen, por distintos motivos, para enmascarar su identidad...