logo
Boletín de LibrosEnRed Nº 40
 22 de mayo de 2004
trans

"¿De cuándo acá ha de ser el autor de un libro quien mejor lo entienda?"
 
Miguel de Unamuno (1864-1936), escritor y pensador español



En este número:
 

1. Editorial
(donde, si tuviéramos que resumir los maravillosos anuncios que se hacen, el título sería tan largo como el índice, lo cual va en contra de las convenciones)

2. Recomendados
(donde se obsequian libros a nuestros fieles lectores)

3. Encuesta del mes
(donde se pregunta por el dúo literario más entrañable)

4. "Verdad y mentira en la creación literaria", por Juan Rulfo
 (donde el genial Rulfo comparte sus reflexiones sobre la escritura)

5. Entrevista a Jacobo Pérez Valle
(donde un autor de la casa contesta y polemiza sobre todo)

6. Efemérides y noticias literarias
(donde se listan los acontecimientos más importantes relacionados con los libros)

7. Direcciones para encontrarnos
(donde damos información para que sea imposible no ubicarnos)

8. Suscripciones
(donde instruimos acerca de los pasos para pertenecer al Club de Lectores y otros asuntos de interés general)

 

01



¡Llegó el mes de nuestro 4º aniversario!
 


LibrosEnRed
cumple años. Y, como corresponde en estos casos, los regalos son para ustedes. Hemos dispuesto libros de obsequio en cada uno de los apartados de este boletín.

Pero además, para celebrar la madurez de nuestra editorial y librería digital, lanzamos un concurso literario: el Primer Concurso LibrosEnRed de Narrativa, abierto a todos los escritores en lengua española.

El certamen busca estimular la creación literaria, favorecer la aparición de nuevos talentos y difundir entre los lectores la narrativa actual. Lo lanzamos hoy, 22 de mayo, y admitirá obras hasta el 30 de junio de 2004 inclusive. La obra ganadora será editada bajo la modalidad Absoluta -en este caso, con 36 ejemplares para el autor- y lanzada con una gran campaña de promoción. Habrá, también, premios para el segundo y tercer puesto.

Los invitamos, entonces, a desempolvar manuscritos olvidados, a compilar los cuentos sueltos, o a terminar la novela en la que han venido trabajando. La selección de las obras que nos envíen estará a cargo de un jurado de lujo. Pueden conocer las bases del concurso ingresando en esta página.


El Acertijo del mes pasado tenía por respuesta a Fernando Lázaro Carreter. Hubo una enorme cantidad de respuestas correctas: felicitaciones a todos ellos.

Para aproximarnos al personaje que elegimos esta vez, buscamos orientación en algunos números y nombres. Se trata de un autor que ha escrito -según estudiosos han contado- 11 novelas, 47 relatos, al menos 116 ensayos y 3 poemas. A la hora de responder sobre quiénes eran sus escritores u obras favoritas, dio esta lista, en el orden que sigue:

La Biblia, Faulkner, Proust, Céline, Dostoievski, Cervantes, Hemingway.

¿De quién cree usted que se trata?

Si se imagina quién es, envíe su respuesta -directamente en el asunto del correo electrónico- a elacertijo@librosenred.com. Si tiene dudas, esperen la próxima pista el lunes 24 de mayo, aquí


Por nuestra parte, nos despedimos hasta el mes que viene con un chinchín a la distancia. Quedamos a la espera de todos los manuscritos


Editorial LibrosEnRed

 

02

 

Amores de una Mujer-Suela

tapa                                                                  

   Colección: Relatos

   Autor: Carola Baratti
            
            

"Amores y aciertos de una mujer-suela atrapante", por Astrid Riehn, periodista

El título de esta audaz, inteligente y divertida compilación de cuentos semi-autobiográficos es, en sí mismo, una carta de presentación. Con Amores de una Mujer-Suela, Carola Baratti busca dejarnos en claro desde el principio que no sólo se entregó a los hombres con libertad y curiosidad experimental, sino que también gastó numerosas suelas de zapatos caminando los azarosos caminos del amor, el sexo y la seducción.

Munida de una incansable perseverancia y una tierna obstinación, la protagonista se embarca en la búsqueda de sí misma y del "verdadero marido que todas llevamos dentro" a la temprana edad de siete años, cuando después de que un tal Marco la abandona por haberse cortado el pelo, su madre le advierte en tono sentencioso: "Cuando un hombre se va, siempre aparece otro, y otro, y otro".

Con esta máxima zumbándole en los oídos y la irrefrenable necesidad de ser amada, emprende un largo viaje en el que se topa con una variopinta fauna masculina, cuyas radiografías deja plasmadas con una agudeza y un sentido del humor tales que convierten a este libro en uno de los pocos capaces de arrancar una carcajada en medio del solitario y silencioso ejercicio de la lectura.

Por sus páginas desfilan todo tipo de hombres e historias: un abogado exitoso que colecciona enanos de jardín, un excelente amante cojo y tartamudo, un oficinista golpeador y un novio de la mafia siciliana que anda por la vida con un revólver y una bola de cocaína del tamaño de una pelota de tenis encima. Tampoco faltan escritores, artistas e intelectuales conflictuados.

La protagonista se niega a darle la razón a su psicólogo, quien le asegura que "la normalidad, así como el hombre perfecto, la felicidad, el amor y las piernas sin celulitis, son todas mentiras" y trata de no bajar los brazos, aunque algunas noches se hunde en la almohada y duerme 14 horas seguidas.

Amores de una Mujer-Suela no sólo atrapa por su variedad de personajes, su escritura inteligente y su gran dosis de sentido del humor. Uno de sus mayores atractivos reside, a la vez, en que aborda con sinceridad y transparencia el complejo mundo interior femenino; las ansias de ser "completada" por el otro, las inseguridades y los miedos en relación al amor, y sobre todo el difícil tironeo de la mujer actual entre el edípico deseo de refugiarse en un hombre protector y el moderno afán por convertirse en una mujer autosuficiente.

Carola Baratti conquista al lector con sus entretenidos cuentos desde la primera página, mucho antes, incluso, de encontrar al verdadero amor (porque, como en las mayoría de las cosas que valen la pena, también hay un "HAPPY END").
 

Lea los cuentos de regalo de Amores de una Mujer-Suela. Los encontrará haciendo clic aquí.


La caja de galletas

tapa   

   Colección: Novelas

   Autor: Francisco Villena
             


Una caja de galletas puede guardar recuerdos, estampas de santos, cucharillas con limón exprimido y, probablemente, el más bello y delirante canto de amor y perdición.

En Sheffield, la ciudad gris del país gris, poseído por el misticismo de la destrucción, el narrador se sumerge en un submundo ícono de la posmodernidad. La antigua refinería, The Stomp, Leadmill: drogas, prostitución, música electrónica. No hay esperanza. No hay futuro. La aparición de Cristina, recién llegada de Hamburgo tras vivir en el apartamento de una lesbiana homofóbica, traerá nuevos colores a la ciudad rayada: una intensidad que podrá amenazar la desilusión, el hastío de esa nada cotidiana.

Una caja de galletas guardará para ellos recuerdos, ilusiones, sueños, mentiras, y estampas de santos durante el recorrido de este bello y delirante canto de amor y perdición. Hay hasta cucharillas con limón exprimido.

Francisco Villena es un joven autor con enorme talento literario, tal como lo muestra esta novela realmente imperdible.  



Había una vez... ¡una ópera! Nro 1: Cavallería Rusticana

tapa                                                                  

   Colección: Música

   Autores: Carlos Stieffel y Matilde Sato
            


Drama vigoroso, de éxito permanente, rico en sentimientos tan humanos como el amor, la infidelidad, los celos y el dolor.

En un pueblo de Sicilia se desata una tragedia pasional entre dos parejas: Santuzza-Turiddu, y Lola–Alfio. Santuzza, amante de Turiddu, advierte que Lola y Turiddu han reanudado sus amoríos aprovechando las ausencias de Alfio. Desesperada, llena de celos, y violentamente despechada, denuncia a Alfio la infidelidad. Lo que sigue es el lavado de la afrenta en un duelo.

Honor siciliano mancillado, vendetta sangrienta, purificación por la sangre, tales son los elementos viscerales de esta obra que tiene todo para atrapar al espectador y al lector. La música fue compuesta por Pietro Mascagni y el libreto está basado en la obra homónima de Giovanni Verga.

Matilde Sato es una reconocida pianista del Teatro Colón (Buenos Aires), que integró distintas agrupaciones operísticas. Carlos Stieffel es músico y regisseur, y ha montado numerosas óperas, como Il Trovatore, La Boheme, Anna Bolena, y espectáculos musicales (Las mujeres que Wagner amó y Zarzuelísima, entre otros). Desde 1995 dicta regularmente cursos de iniciación e historia de la ópera.

Por su estudio meticuloso, esta obra es ideal para los amantes de la ópera. Pero, también, es una obra excelente para que quienes no estén aún familiarizados con ella, se adentren en la apreciación de este género del arte.

Esta es la primera entrega (gratis para el Club de Lectores) de la colección digital de libretos de óperas para niños, jóvenes y adultos. Ha sido prologada por el prestigioso crítico de ópera Horacio Sanguinetti. Contiene el libreto bilingüe.
 

El clásico de regalo


El Capote, el clásico relato de Gogol, tan estudiado por la crítica literaria desde su publicación y tan divertido al mismo tiempo.

El análisis de esta obra fue uno de los pilares sobre los que los formalistas rusos presentaron el concepto literariedad. Con él, se referían a aquellas características de estructura y funcionamiento que convierten un texto en obra literaria: los procedimientos formales elaborados por el artista para lograr un efecto exclusivamente estético.

Su tono tragicómico lo convierte en uno de los relatos más ingeniosos y humorísticos del siglo XIX.
 

tapa

    El capote

     Colección: Relatos

    Autor: Nicolás Gogol

 


¿Usted también escribe? Nosotros lo editamos.
Ingrese
aquí para conocer nuestras propuestas de edición.

 

Encuesta para los lectores
03



Pocos han votado en la encuesta anterior a Joseph Sheridan Le Fanu entre los maestros del terror. Y esto puede obedecer a que tal vez muchos no hayan leído ninguna de sus obras. Para reponer esta ausencia en la biblioteca de los amantes del género, hemos pensado en ofrecer una compilación de sus cuentos más clásicos.

Entre otros títulos, el volumen contiene el relato que se ha convertido en ícono de la narrativa del terror: "Carmilla", una historia que tiene por seductora protagonista a una vampiresa. Encuéntrenlo, totalmente gratis, haciendo clic en Relatos escogidos.
 
Y ahora vamos a la encuesta de este mes:

¿Cuál es su dúo literario preferido?

Los nominados son:

  • Sherlock Holmes y su elemental Watson

  • los traviesos Tom Saywer y Huckleberry Finn

  • los marginados Cruz y Martín Fierro, del largo poema del mismo nombre

  • Don Quijote y Sancho Panza (la arquetípica pareja de polos opuestos, infaltable en esta lista)

  • el ingenioso Asterix y el noble y glotón Obelix


Cuéntenos cuál es su pareja literaria preferida haciendo aquí


04



"Lo esencial es precisamente contenerse,
no desbocarse, no vaciarse"

 

"Todo escritor que crea es un mentiroso; la literatura es mentira, pero de esa mentira sale una recreación de la realidad; recrear la realidad es, pues, uno de los principios fundamentales de la creación.

Considero que hay tres pasos; así como en la sintaxis hay tres puntos de apoyo: sujeto, verbo y complemento, así también en la imaginación hay tres pasos: el primero de ellos es crear el personaje, el segundo, crear el ambiente donde ese personaje se va a mover y el tercero es cómo va a hablar ese personaje, cómo se va a expresar, es decir, darle forma. Estos tres puntos de apoyo son todo lo que se requiere para contar una historia. Ahora, yo sí le tengo temor a la hoja en blanco, y sobre todo a lápiz, porque yo escribo a mano.

Cuando yo empiezo a escribir no creo en la inspiración, jamás he creído en la inspiración, el asunto de escribir es un asunto de trabajo; ponerse a escribir a ver qué sale y llenar páginas y páginas, para que de pronto aparezca una palabra que nos dé la clave de lo que hay que hacer, de lo que va a ser aquello. A veces resulta que escribo cinco, seis o diez páginas y no aparece el personaje que yo quería que apareciera, aquel personaje vivo que tiene que moverse por sí mismo. De pronto, aparece y surge, uno lo va siguiendo, uno va tras él. En la medida en que el personaje adquiere vida, uno puede, por caminos que uno desconoce pero que, estando vivo, lo conducen a uno a una realidad, o a una irrealidad, si se quiere. Al mismo tiempo, se logra crear lo que, al final, parece que sucedió o pudo haber sucedido o pudo suceder, pero nunca ha sucedido. Entonces creo yo que en esta cuestión de la creación es fundamental saber perfectamente que uno va a decir mentiras, que si se entra en la verdad, en la realidad de las cosas conocidas, en lo que uno ha visto o ha oído, está haciendo historia, reportaje.


A mí me han criticado mucho mis paisanos que cuento mentiras, que no hago historia, o que todo lo que platico o escribo, dicen, nunca ha sucedido y es así. Para mí lo primero es la imaginación; dentro de esos tres puntos de apoyo de que hablábamos antes está la imaginación circulando; la imaginación es infinita, no tiene límites, y hay que romper donde cierra el círculo; hay una puerta, puede haber una puerta de escape y por esa puerta hay que desembocar, hay que irse. Así aparece otra cosa que se llama intuición: la intuición lo lleva a uno a pensar algo que no ha sucedido, pero que está sucediendo en la escritura.

Concretando, se trabaja con imaginación, intuición y una aparente verdad. Cuando esto se consigue, entonces se logra la historia que uno quiere dar a conocer: el trabajo es solitario, no se puede concebir el trabajo colectivo en la literatura, y esa soledad lo lleva a uno a convertirse en una especie de medium de cosas que uno mismo desconoce, pero sin saber que solamente el inconsciente o la intuición lo llevan a uno a crear y seguir creando. Creo que eso es, en principio, la base de todo cuento, de toda historia que se quiere contar.

Ahora, hay otro elemento, otra cosa muy importante también que es el querer contar algo sobre ciertos temas; sabemos perfectamente que no existen más que tres temas básicos: el amor, la vida y la muerte. No hay más, no hay más temas, así es que para captar su desarrollo normal, hay que saber cómo tratarlos, qué forma darles; no repetir lo que han dicho otros. Entonces, el tratamiento que se le da a un cuento nos lleva, aunque el tema se haya tratado infinitamente, a decir las cosas de otro modo; estamos contando lo mismo que han contado desde Virgilio hasta no sé quienes más, los chinos o quien sea. Mas hay que buscar el fundamento, la forma de tratar el tema, y creo que dentro de la creación literaria, la forma -la llaman la forma literaria- es la que rige, la que provoca que una historia tenga interés y llame la atención a los demás.

Conforme se publica un cuento o un libro, ese libro está muerto; el autor no vuelve a pensar en él. Antes, en cambio, si no está completamente terminado, aquello le da vueltas en la cabeza constantemente: el tema sigue rondando hasta que uno se da cuenta, por experiencia propia, de que no está concluido, de que algo se ha quedado dentro; entonces hay que volver a iniciar la historia, hay que ver dónde está la falla, hay que ver cuál es el personaje que no se movió por sí mismo. En mi caso personal, tengo la característica de eliminarme de la historia, nunca cuento un cuento en que haya experiencias personales o que haya algo autobiográfico o que yo haya visto u oído, siempre tengo que imaginarlo o recrearlo, si acaso hay un punto de apoyo. Ése es el misterio, la creación literaria es misteriosa, y uno llega a la conclusión de que si el personaje no funciona, y el autor tiene que ayudarle a sobrevivir; entonces falla inmediatamente. Estoy hablando de cosas elementales, ustedes deben perdonarme, pero mis experiencias han sido éstas, nunca he relatado nada que haya sucedido; mis bases son la intuición y, dentro de eso, ha surgido lo que es ajeno al autor. El problema, como les decía antes, es encontrar el tema, el personaje y qué va a decir y qué va a hacer ese personaje, cómo va a adquirir vida. En cuanto el personaje es forzado por el autor, inmediatamente se mete en un callejón sin salida.

Una de las cosas más difíciles que me ha tocado hacer, precisamente, es la eliminación del autor, eliminarme a mí mismo. Yo dejo que aquellos personajes funcionen por sí y no con mi inclusión, porque entonces entro en la divagación del ensayo, en la elucubración; llega uno hasta a meter sus propias ideas, se siente filósofo, en fin, y uno trata de hacer creer hasta en la ideología que tiene uno, su manera de pensar sobre la vida, o sobre el mundo, sobre los seres humanos, cuál es el principio que movía las acciones del hombre. Cuando sucede eso, se vuelve uno ensayista. Conocemos muchas novelas-ensayo, mucha obra literaria que es novela-ensayo; pero, por regla general, el género que se presta menos a eso es el cuento. Para mí el cuento es un género realmente más importante que la novela porque hay que concentrarse en unas cuantas páginas para decir muchas cosas, hay que sintetizar, hay que frenarse; en eso el cuentista se parece un poco al poeta, al buen poeta. El poeta tiene que ir frenando el caballo y no desbocarse; si se desboca y escribe por escribir, le salen las palabras una tras otra y, entonces, simplemente fracasa. Lo esencial es precisamente contenerse, no desbocarse, no vaciarse; el cuento tiene esa particularidad; yo precisamente prefiero el cuento, sobre todo, sobre la novela, porque la novela se presta mucho a esas divagaciones.

La novela, dicen, es un género que abarca todo, es un saco donde cabe todo, caben cuentos, teatro o acción, ensayos filosóficos o no filosóficos, una serie de temas con los cuales se va a llenar aquel saco; en cambio, en el cuento tiene uno que reducirse, sintetizarse y, en unas cuantas palabras, decir o contar una historia que otros cuentan en doscientas páginas; ésa es, más o menos, la idea que yo tengo sobre la creación, sobre el principio de la creación literaria; claro que no es una exposición brillante la que les estoy haciendo, sino que les estoy hablando de una forma muy elemental, porque yo les tengo mucho miedo a los intelectuales, por eso trato de evitarlos; cuando veo a un intelectual, le saco la vuelta, y considero que el escritor debe ser el menos intelectual de todos los pensadores, porque sus ideas y sus pensamientos son cosas muy personales que no tienen por qué influir en los demás ni hacer lo que él quiere que hagan los demás; cuando se llega a esa conclusión, cuando se llega a ese sitio, o llamémosle final, entonces siente uno que algo se ha logrado.

Como todos ustedes saben, no hay ningún escritor que escriba todo lo que piensa, es muy difícil trasladar el pensamiento a la escritura, creo que nadie lo hace, nadie lo ha hecho, sino que, simplemente, hay muchísimas cosas que al ser desarrolladas se pierden.


*Juan Rulfo (mexicano, 1917-1986) publicó solamente dos obras: la colección de cuentos El llano en llamas (1953) y Pedro Páramo (1955). Bastaron, sin embargo, para que se ganara un merecido lugar entre los mejores escritores en lengua española. Ganó el Premio Nacional de Literatura de México en 1970 y Premio Príncipe de Asturias en 1983.
 
Este texto es un extracto de su artículo "El desafío de la creación".

 

05



"El libro que más necesito es el Quijote"


1. ¿Recuerda cuál fue el primer libro que leyó? Y de los últimos que leyó, ¿cuál es el que más recuerda?

No recuerdo cual fue el primer libro que leí. Ni siquiera recuerdo cuándo aprendí a leer. El libro que más necesito –bueno, más que un libro se trata, como decía Unamuno, de una Biblia- es El Quijote. El Quijote lo leeré siempre; es mi base espiritual.


2. ¿De qué personaje de papel se enamoró?

De ninguno. Hay algunos personajes "de papel" (me parece un término muy mal empleado, dicho sea de paso) o que han existido, con los que de vez en cuando converso. Por ejemplo, Lord Henry (de El Retrato de Dorian Gray), o Emma Bovary (de Madame Bovary), o Franciso I. Madero (demócrata mexicano de principios del siglo pasado), o Borges. Conversar con Borges es una delicia.


3. ¿Qué libro elegiría como lectura obligatoria para la etapa de la adolescencia?

Ninguno. Siento escalofríos cuando escucho la palabra obligatorio. Yo propondría unos quince o veinte libros, de manera tímida, y que cada quien escoja. Y si a alguien no le gusta leer, por favor, no lo obliguen. La República de las letras perderá un soldado para siempre.


4. ¿Novela o cuento?

No veo la diferencia. Siento que un cuento, cuando se ejecuta con cierta intensidad puede parecer una novela, y una novela, cuando está bien lograda, un cuento.
 

5. Usted escribe ¿una disciplinada cantidad cada día o cuándo y cuánto disponga la inspiración?

La inspiración, como dijo Picasso (aunque dudo que él lo haya dicho, era muy corto de ingenio), existe pero tiene que encontrarte trabajando. No soy disciplinado para escribir; lo soy, más bien, para vivir.


6. Mientras escribe, ¿la compañía de la música o la concentración del silencio? ¿Ventana a la calle o habitación en el más absoluto aislamiento?

Tener reglas para escribir, en mi caso, es un sacrilegio: se pierde la espontaneidad y el encanto. Puede ser de noche o de día, en la salud o en la enfermedad, dentro de una iglesia o en un centro comercial, frente al mar o viendo la televisión (bueno, yo no veo televisión).


7. A la hora de sentarse a escribir, ¿la eficacia de la computadora o la proximidad del papel y la lapicera?

No creo que la computadora sea eficaz o que el papel se haga sentir próximo, o que el contacto con la lapicera produzca electricidad sexual. Pero, bueno, se puede escribir a mano o utilizando las manos sobre un teclado. De hecho, se puede, y uno tiene más lucidez cuando lo hace así, escribir -¿por qué no?- parado.


8. ¿Cómo qué autor o autora le gustaría escribir?

Yo quiero escribir como Jacobo Pérez Valle. Admiro a algunos autores pero no –aunque he tratado de imitarlos para aprender- quisiera escribir como ellos. Nunca. Dejaría de admirarlos y, por lo tanto, de leerlos. Así está mejor.


9. La literatura y la escritura, ¿por qué y para qué las incluyó en su vida?

Yo no he incluido nada en mi vida. Uno no escoge lo que ha de incluir, ni siquiera a la persona amada. Llegan, se van, te sacan la lengua, te inflan el corazón, te hacen sentirte apreciado, te tocan el alma, te envenenan. Y suben, y bajan. Y se aparecen, y se apagan. La literatura es uno de los mayores bienes que tiene la humanidad. ¡Y está al alcance de todos! Muchas gracias.


Jacobo Pérez Valle ha publicado con nosotros A pesar de Minerva, un libro que incluye poesía miscelánea, cuentos cortos, y un breve ensayo sobre el amor, y que es sin lugar a dudas la más ocurrente de las creaciones literarias de los últimos tiempos.


 

05


El...

      | 
3 de mayo de 1469 nace Nicolás Maquiavelo, escritor e historiador florentino, autor del ensayo político El Príncipe  

      |  5 de mayo nacen dos grandes pensadores: Sören Kierkegaard (en 1813), filósofo danés, y Karl Marx (1818), sociólogo y economista alemán 

      |  6 de mayo de 1856 nace Sigmund Freud, médico austríaco, creador del psicoanálisis.

      |  8 de mayo de 1880 muere el escritor francés Gustave Flaubert, famoso por su obra Madame Bovary (1857) que generó un escándalo en su época. Entre sus obras están también Salambró (1862) y La educación sentimental (1869).

      |  10 de mayo de 1843 nace Benito Pérez Galdós, uno de los máximos autores del realismo español, a quien se llamó el narrador de Madrid. Si desea conocer la versión literaria de Galdós sobre esta ciudad, no tiene más que ingresar aquí, donde regalamos una compilación de artículos deliciosos que la tienen por tema principal.

En este día, en 1886, el italiano Edmundo De Amicis finalizó su obra cumbre, Corazón, según le escribió a un amigo íntimo en una carta. 

      |  11 de mayo de 1916 nace el escritor español Camilo José Cela, Premio Nobel de Literatura en 1989 y Premio Cervantes, en 1995. Escribió La familia de Pascual Duarte (1942), obra que lo consagró y con ello inició la llamada corriente literaria tremendista, de prosa desgarrada y cruda. Otras obras importantes son La Colmena (1951) y Mazurca para dos muertos (1983).

      |  12 de mayo 1921 muere Emilia Pardo Bazán, escritora española. En 1664, Molière estrena en Versalles su comedia Tartufo.

      |  13 de mayo de 1714 Felipe V aprueba la fundación de la Real Academia Española.  

      |  16 de mayo de 1918 nace Juan Rulfo, escritor mexicano.

      |  18 de mayo 1993 el Papa Juan Pablo II proclama a San Juan de la Cruz patrono de los poetas de lengua española.

      |  22 de mayo de 2000 se lanza de forma oficial lanzamiento de LibrosEnRed. El día se eligió in memorian de Alejandro E. Vaitl, un innovador y empresario entrepreneur que hubiese cumplido 40 años ese día y a quien el fundador le dedica este emprendimiento.

También ese día, pero en el año 1843, muere Henri Beyle, Stendhal, novelista francés. En 1885, fallece  Víctor Hugo, escritor romántico francés. Se inició como poeta clásico con Odas (1822), luego pasó al movimiento del romanticismo con Cromwell (1827). Escribió novelas históricas y en este género destaca  Los Miserables (1862).

Nace, en 1859, Arthur Conan Doyle, novelista escocés. De regalo para todos, ofrecemos Cinco aventuras de Sherlock Holmes.

      | 
26 de mayo de 1799 nace Alejandro Pushkin, poeta romántico ruso.

      |  28 de mayo de 1874 nació Gilbert Keith Chesterton, escritor inglés. Sus novelas, compuestas a principios de siglo, aúnan lo místico a lo fantástico. Su renombre actual se debe, no obstante, a la serie de relatos que tienen como protagonista al singular detective Padre Brown.

      |  29 de mayo de 1958 muere Juan Ramón Jiménez, escritor español, Premio Nobel en 1956.

      |  30 de mayo de 1778 murió Voltaire, escritor y pensador francés. En 1994, falleció Juan Carlos Onetti, escritor uruguayo que debió vivir en Madrid, exiliado, por más de 20 años. 

      |  31 de mayo de 1910 nace Luis Rosales, poeta español. En 1819, nació Walt Whitman, también poeta. Fue un gran autodidacta y llegó a tener una sólida formación cultural, que le permitió fundar varios diarios y ejercer la docencia. En junio de 1855 dio a conocer su primer libro: Hojas de hierba. Este libro, que ahora es un clásico, resultó en su momento de su publicación un fracaso editorial: sollo se vendió un ejemplar.

        
¿Desea recordarnos alguna fecha relacionada con el mundo literario? Puede hacerlo escribiendo a
editorial@librosenred.com.

 

06
 
Para participar del concurso literario que lanzamos este mes: http://www.librosenred.com/formconcurso.aspx


Para conocer todos los títulos de nuestro catálogo: http://www.librosenred.com/listado.asp


Para obtener libros gratis:
http://www.librosenred.com/librogratis.asp

Para saber cómo adquirir un libro en nuestro sitio:
http://www.librosenred.com/comocompro.asp

Para conocer nuestros programas de edición:
http://www.librosenred.com/programas.asp

Para publicar y difundir su obra: http://www.librosenred.com/comoedito.asp

Para enterarse de cómo publicar su obra en papel y difundirla en LibrosEnRed y en muchos otros sitios, incluyendo
http://www.amazon.com y www.BarnesAndNoble.com: http://www.librosenred.com/pod.asp

Para conocer nuestros servicios para escritores: http://www.librosenred.com/servicios.asp

Para conocer a nuestros autores
http://www.librosenred.com/autores.asp

 

07

 
Este mail lo reciben aquellos que se han suscrito al Club de Lectores de LibrosEnRed o que han solicitado el envío ingresando su dirección de correo electrónico en nuestro sitio. LibrosEnRed solo envía correos que hayan sido previamente solicitados. No comercializa bajo ningún concepto datos de nuestros suscriptores y clientes. Cliquee en política de privacidad para saber más acerca de los aspectos legales de nuestra empresa.

Si usted no desea recibir este boletín o quiere cambiar los datos con los que se suscribió, siga las siguientes instrucciones:

  • Para desuscribirse del boletín, haga clic aquí

  • Para cambiar los datos de su suscripción a nuestro Club de Lectores, haga clic aquí.

 

2004 © librosenred
transp
transp