LOS DELITOS DE DIOS


Los delitos de Dios
ver la tapa ampliada
por Miguel Palomo Durán
Libros En Red, 2007
COLECCIÓN: Ensayo (vea otros libros de la misma colección)

Edición Electrónica
Precio: US$3.50 (convertir)
Acrobat Reader - 3332 KB.
Agregar a mi bolsa de compras
Microsoft Reader - 1486 KB.
Agregar a mi bolsa de compras
Libro en papel (Impresión a pedido)
320 páginas
Precio: US$25.23 (convertir)
Agregar a mi bolsa de compras

Volver a la página del libro


HOJEE EL INTERIOR DEL LIBRO

"...¿Para qué iban a eliminarse tres despreciables litros de orina del módulo lunar de descenso, o LEM, que siendo la parte más pequeña pesaba más de 15.000 Kg? ¿Para qué se iba a diseñar un complejo e inseguro sistema de evacuación que pesaría veinte veces más que la propia orina? Pues bien; la NASA achacó la mayor parte de los fenómenos OVNI observados a aberraciones ópticas provocadas por el pis sublimado de los astronautas que fue expulsado al espacio exterior..."


"...desde el año 60 hasta el día de hoy el consumo mundial de pollo ha sido de 705.000 millones -pollo arriba, pollo abajo-. Si hubo tantas mutaciones ventajosas en los 400.000 millones de pescaditos de nuestro charco virtual ¿dónde están las de 705.000 millones de pollos? Desde el año 60 hasta el momento no hay constancia, ni en un solo pollo, de una sola mutación que no sea merística o teratológica. ¿Dónde nos vamos, pues, a verificar una de las bases fundamentales de la teoría de la evolución de las especies?..."

"...En todos los movimientos nacionalistas extremistas, como ocurre con la base social de apoyo al grupo terrorista vasco ETA, se observa una amplia adhesión de elementos ajenos a su esencia. De tal modo que podemos ver con asombro cómo individuos de apellido enteramente español, hijos de emigrantes españoles sin ninguna raíz antropológica y cultural vasca, forman o han formado, paradójicamente, una parte importante del brazo político y armado de un grupo totalmente antiespañol..."

"...Si un dios nos creó también tuvo que fabricar todo lo inherente a nuestra realidad: las enfermedades tecnológicas, la conducta violenta exterminadora, el sufrimiento... No podemos pretender apoyar la teoría creacionista sólo para lo bueno y aplicar la evolucionista para lo malo. Si no creemos en la generación espontánea de la vida ni en su evolución no podemos pretender creer en la generación espontánea y en la evolución de las bacterias o virus que producen las enfermedades, para así anular interesadamente las responsabilidades de nuestro dios particular..."

Volver a la página del libro





Hace un tiempito hablábamos de los seudónimos, esos nombres de fantasía que los autores eligen, por distintos motivos, para enmascarar su identidad...