Y... SE HIZO JUSTICIA


Y... se hizo justicia
ver la tapa ampliada
por Elena Pirrone
Libros En Red, 2015
COLECCIÓN: Novela Policial (vea otros libros de la misma colección)

Edición Electrónica
Precio: US$4.90 (convertir)
Acrobat Reader - 664 KB.
Agregar a mi bolsa de compras
Electronic Publication - 532 KB.
Agregar a mi bolsa de compras
Libro en papel (Impresión a pedido)
152 páginas
Precio: US$16.70 (convertir)
Agregar a mi bolsa de compras

Volver a la página del libro


HOJEE EL INTERIOR DEL LIBRO

Valleytown era una hermosa y tranquila localidad relativamente grande. La mayoría de sus habitantes se conocían; estaba situada entre bosques, con una calle principal donde, como en otras tantas ciudades, estaban gran parte de los comercios: el banco, la ferretería, una venta de víveres, la farmacia, una cafetería y una venta de videos, entre otros.

[...]

Era una ciudad muy bonita, y ninguno de sus habitantes se imaginaba la densa nube de crímenes y locura que la cubría y los invadiría desatando una ola de pánico y dolor, donde resultarían asesinados varios de los más conocidos ciudadanos, cuyas muertes quedarían sin resolver durante más de cuarenta años.

[...]

Al amanecer en el pueblo todos estaban sumamente preocupados, Peter Johnson había desaparecido desde la tarde anterior. Afuera había un gran número de personas buscando a Peter, un chico rubio, flaco, de ojos azules, alto para su edad pero muy inmaduro, para él todo era burla y diversión. Habían traído perros entrenados para que buscaran y rastrearan por los alrededores, peinando el bosque sin resultado alguno. El chico parecía haberse esfumado y parecía más bien una fuga que una desaparición.

[...]

En la mañana, todo era silencio en el Happy Peace, ya que, como la mayoría de sus clientes trabajaban de noche, en el día nadie se levantaba sino hasta la tarde y los camioneros de paso abandonaban el hotel muy de madrugada.

Volver a la página del libro



Los clientes que compraron Y... se hizo justicia, también compraron los siguientes libros:
- Crímenes secundarios


Hace un tiempito hablábamos de los seudónimos, esos nombres de fantasía que los autores eligen, por distintos motivos, para enmascarar su identidad...