LibrosEnRed
578 493 personas reciben este boletín
Boletín de LibrosEnRed Nº 135
26 de abril de 2012
trans
"La vida de la gente es suficientemente interesante si consigues captarla tal cual es: monótona, sencilla, increíble, insondable".
Alice Munro (n. 1931), narradora canadiense
1. Editorial
01

Inspirados en el próximo feriado del Día Internacional del Trabajador, celebrado el 1º de Mayo en casi todos los países, esta vez recordamos los cuentos o novelas que tomaron el trabajo como una circunstancia definitoria en los destinos vitales de sus personajes.

Ese es el caso de Bartleby, el escribiente, ese empleado desquiciante descrito por Herman Melville, que se dedicaba a copiar documentos y a declarar, cada vez con mayor frecuencia y creciente absurdo (y sin ningún tipo de explicación -con lo que movía a total irritación tanto a su empleador como a nosotros, los lectores-), que había algunas tareas que "preferiría" no hacer... y punto: esa era toda la información que Bartleby se encontraba dispuesto a brindar. El trabajo aparece caracterizado, a veces, como espacio de emergencia de personajes exóticos; de encuentro y socialización con los otros, los raros.

Pero, también, se presenta el trabajo asociado a la pasión. Como, siguiendo con los escribidores a sueldo, el talentoso pero intratable Pedro Camacho: "boliviano y artista" (en la autodescripción del propio personaje); de "seriedad funeral" (en palabras del narrador). Pedro Camacho era el encargado de todos los radioteatros de la Radio Central de Lima, Perú, en la novela La Tía Julia y el escribidor, de Mario Vargas Llosa. Y tan en serio se tomaba su trabajo, tan obsesivo era en sus creaciones, que terminaba sucumbiendo de agotamiento mental y físico, mezclando disparadamente los distintos hilos narrativos de sus distintas radionovelas... y fracasando con rotundidad.

Y, además, el trabajo como sufrimiento, como aplacamiento del potencial personal. El paradigma: los personajes de Roberto Arlt, que se angustian por la falta de dinero: esos que esperan evadir el injusto sistema y dar el "batacazo" (inventar, por ejemplo, la rosa de cobre; una alquimia para enriquecerse de un día al otro). Y Roberto Artl mismo, resentido con su destino de escritor profesional, por encargo; de autor que no podía, como otros, permitirse la literatura como única ocupación. En el famoso prólogo a Los lanzallamas (ese en el que habla de su ficción como un "cross a la mandíbula" y de sus críticos como "eunucos que bufan"), lo dice claramente: "Orgullosamente afirmo que escribir, para mí, constituye un lujo. No dispongo, como otros escritores, de rentas, tiempo o sedantes empleos nacionales. Ganarse la vida escribiendo es penoso y rudo".

De esta variante hay otras caras posibles. El trabajo como rutina, como organismo que deglute la energía de los seres humanos. Así aparece tanto en el libro que regalamos abajo, El capote, de Gogol, y en Cuentos de la oficina, de Roberto Mariani, en cuyo relato "Balada de la oficina", es la oficina (personificada), quien tiene la palabra. E indica a su empleado:

"Ahora vete contento. Has cumplido con tu Deber. Ve a tu casa. No te detengas en el camino. Hay que ser serio, honesto, sin vicios. Y vuelve mañana, y todos los días durante 25 años; durante los 9.125 días que llegues a mí, yo te abriré mi seno de madre; después, si no te has muerto tísico, te daré la jubilación. Entonces, gozarás del sol, y al día siguiente te morirás. ¡Pero habrás cumplido con tu Deber!".

La otra dimensión muy explorada del trabajo como sufrimiento es, finalmente, ya no individual, sino social: el trabajo como explotación, y la literatura, como denuncia: el caso de Redoble por rancas, de Manuel Scorza, o Los dueños de la tierra, de David Viñas.

Estas facetas son algunas de las que emergen cuando la literatura cuenta sobre las actividades laborales o vocacionales necesarias para la supervivencia. ¿Qué otros libros recuerdan que presenten el trabajo como tema? Y ¿qué aspecto destacan? Lo conversamos en el blog.


Hasta el próximo boletín,

LibrosEnRed

2. Recomendados
01
Selkie de Javier Montes Gómez

El eco de las voces del pasado nos traslada, a través de la voz de distintos narradores, a las apasionantes historias de amor de los personajes. Voces que evocan a los habitantes de la mítica ciudad de Yuste desde los años de la república hasta nuestros días.

La capacidad de un escultor para los detalles a la hora de tallar la fisonomía humana deja indiferente a su esposa, descontenta por sus constantes devaneos amorosos con las modelos. Antonio Pereira, el escultor, comparaba a su esposa, Aldara, con una Selkie, enigmática e introvertida. Él estaba convencido de que algún día recuperaría su piel de foca y lo abandonaría para siempre sumergiéndose en las torrenciales aguas del Cuacos.

El pintor Ignacio Arau se enfrenta al lienzo más difícil de su vida, mientras su joven esposa, Minerva, posa para él en medio de un bosque en el cual la figura se funde con la espesura y no se distingue dónde terminan sus cabellos y dónde comienza la frondosidad del bosque. Sus muslos son un esbozo del tronco de dos gruesos robles; los brazos, un enjambre de ramas que se retuercen entre marañas de hojas.

Su hija, Irene Arau, ha heredado el talento de su padre para la pintura. Irene pinta una torre olvidándose de cómo la ven sus ojos. Jugando con planos abstractos, Irene se saca de la manga una ciudad mudéjar en la que confluyen dos tradiciones artísticas, la islámica y la cristiana.

Javier Montes Gómez (Orense, 1968) es diseñador e interiorista y gerente de Kubika Interiores. También es autor de las novelas Las últimas luces de Chandrexa (2005), novela de corte policíaco, un juego de falsas apariencias y medias verdades que terminan por desvelar una sola verdad última, y El refugio de Vegabaño (2008), narración envolvente y torrencial, soberbiamente escrita, que abre un nuevo camino en la trayectoria literaria de su autor.

Visite la página del autor en http://www.javiermontes.com. Y no deje de bajarse el capítulo de regalo (la historia de Antonio Pereira) aquí.

El libro está disponible en e-book y papel.

Enigmas de la creación de Edwin Valdivieso

El ser humano ha sido proyectado con su alma-personalidad a este plano terrenal hasta que su purificación final no necesite más de un cuerpo material.

La energía del pensamiento afecta nuestro sistema y nuestro entorno; tanto es así que los grandes maestros nos dicen que somos lo que pensamos. Las leyes de la creación son armónicas con las energías del pensamiento. Estas atraen o alejan la paz y el amor de nuestro interior; pueden crear o destruir nuestra propia armonía interna. Los contrarios son parte de la herencia de la imaginación y las leyes que debemos comprender para el mejor existir. Debemos conocerlos y elegir lo que es beneficioso. Aquel que escoge el mal, lo negativo, sufre sus consecuencias. La creación solo es amable con todo lo que se armoniza con ella, pero no distingue a la hora de destruir. Su pasión por crear nunca se llena por completo y a todo pone un límite de existir. Todo sucumbe para dar paso a una nueva creación.

Edwin Valdivieso es inventor, escritor y comerciante. Durante 25 años, estuvo al frente de una empresa familiar. Se formó como autodidacta con estudios en misticismo y metafísica. Es autor además de Por la pluma del ave y la flor seca.

Obtenga un capítulo de regalo aquí.

Libro disponible en e-book y versión impresa.

El clásico de regalo
El capote de Nicolás Gogol

Retomando el tema del trabajo en la literatura, el clásico relato de Gogol sobre un funcionario aplicado y gris que atraviesa una peripecia tanto trágica como cómica a causa de la obsesión por su abrigo: un capote.

¿Usted también escribe? Poesía, ensayo, relatos, novelas...
Sea parte de nuestro catálogo.
Ingrese en la página de planes de edición para conocer nuestras propuestas.
3. Efemérides

El...

...29 de abril de 1936 nace Alejandra Pizarnik, poeta argentina. En la década del 60 vivió en París, donde se vinculó con Julio Cortázar y Octavio Paz. Estudió pintura y trabajó como traductora, aunque siempre volvió a la escritura. De regreso en Buenos Aires, se suicidó en 1972, a los 36 años.

Aquí compartimos algunas muestras de su particular poesía, tan atenta a los significados del lenguaje:

"Buscar"

No es un verbo sino un vértigo. No indica acción. No quiere decir ir al encuentro de alguien sino yacer porque alguien no viene.


Y dos poemas más, entre los muchos que ha escrito, sobre lo no decible, lo inefable para las "palabras de este mundo", que -igualmente- ella supo contar tan bien.(los dos poemas carecen de título):

me he empavorecido, me he engrisado,
me he atardecido,
mi lengua no sabe.


O:

explicar con palabras de este mundo
que partió de mí un barco llevándome



...3 de mayo de 1469 nace Nicolás Maquiavelo, escritor e historiador florentino, autor del influyente tratado El príncipe (aquí, de regalo).

...8 de mayo de 1880 muere el escritor francés Gustave Flaubert, famoso por su obra Madame Bovary (1857) que generó un escándalo en su época.

...9 de mayo de 1883 nace José Ortega y Gasset, escritor y filósofo español.

...10 de mayo de 1843 nace Benito Pérez Galdós, escritor español, uno de los máximos autores del realismo español.

...14 de mayo de 1935 nace el poeta salvadoreño Roque Dalton. Entre sus obras, principalmente poesía de denuncia social, se destaca Taberna y otros lugares (1969). También escribió novelas y ensayos. El Congreso de El Salvador lo declaró Poeta Meritísimo.

...16 de mayo de 1918 nace Juan Rulfo, escritor mexicano, autor de pocas, pero muy reconocidas obras, como Pedro Páramo.

...20 de mayo de 1799 nace el escritor francés Honoré de Balzac, autor de la Comedia Humana, donde describe a la sociedad de Francia desde la Revolución hasta 1848. También escribió novelas costumbristas, filosóficas y analíticas.

¿Quiere recordarnos alguna efeméride?
¿Desea enviarnos la redacción de uno de estos recordatorios?
4. Direcciones para encontrarnos
01

Para contactarse con nosotros (no respondemos a través de la cuenta de envío de este correo), use el formulario de mensajes

Para hacerse amigo de LibrosEnRed en facebook: http://www.facebook.com/librosenred

Para seguirnos por twitter: http://twitter.com/LibrosEnRed

Para conocer todos los títulos de nuestro catálogo: http://www.librosenred.com/listado.aspx

Para obtener libros y audiolibros gratis: http://www.librosenred.com/librogratis.aspx

Para saber cómo adquirir un libro en nuestro sitio:http://www.librosenred.com/comocompro.aspx

Para conocer nuestros planes de edición: http://www.librosenred.com/programas.aspx

Para ofrecer nuestros libros: http://www.librosenred.com/explicacionkiosco.aspx

Para enterarse de cómo publicar su obra en papel y difundirla en LibrosEnRed y en muchos otros sitios, incluyendo Amazon y Barnes & Noble: www.librosenred.com/pod.aspx

Para conocer nuestros servicios para escritores: http://www.librosenred.com/servicios.aspx

Para conocer a nuestros autores http://www.librosenred.com/autores.aspx

5. Suscripciones al boletín
01

Este mail lo reciben aquellos que se han suscrito al Club de Lectores de LibrosEnRed o que han solicitado el envío ingresando su dirección de correo electrónico en nuestro sitio. LibrosEnRed solo envía correos que hayan sido previamente solicitados. No comercializa bajo ningún concepto datos de nuestros suscriptores y clientes. Cliquee en política de privacidad para saber más acerca de los aspectos legales de nuestra empresa.

Si usted no desea recibir este boletín o quiere cambiar los datos con los que se suscribió, siga las siguientes instrucciones:

  • Para desuscribirse del boletín, haga clic aquí
  • Para cambiar los datos de su suscripción a nuestro Club de Lectores, haga clic aquí.
2012 © LibrosEnRed
transp
transp